Ir al contenido principal

La Familia, según la Iglesia Católica


1.- La Familia, según la Iglesia católica








La Iglesia reconoce como familia, ‘comunidad de personas’, al:
-      -    matrimonio entre un hombre y una mujer,
-     -    indisoluble
-     -    que tiene por fin la procreación
-  -   en el que se busca la comunión de amor entre sus miembros,
“la íntima comunidad conyugal de vida y amor (…) establecida sobre la alianza de los cónyuges, es decir, sobre su consentimiento personal e irrevocable  (…) ordenada a la procreación y a la educación de la prole”[1].

Se puede afirmar que no existe en los documentos de la Iglesia, ninguna afirmación clara de la existencia de plurales tipos de familia. La familia conyugal nuclear sacramentada es, al parecer, el único tipo que para la Iglesia merece el nombre de familia.

2.- El documento de Aparecida dice:
Sombras:
+ Las tradiciones culturales ya no se transmiten en la familia de generación en generación con la misma fluidez del pasado (DA 39).
+  Ahora en lugar de las tradiciones se ubica, en competencia, la información de último minuto, la distracción, el entretenimiento, las imágenes de los exitosos….ahí buscan sentido. (39).
+ Entre los presupuesto que debilitan y menoscaban la vida familiar, encontramos la ideología de género, según la cual cada uno puede escoger su orientación sexual, sin tomar en cuenta las diferencias dadas por la naturaleza humana. Esto ha provocado modificaciones legales que  hieren gravemente la dignidad del matrimonio, el respeto al derecho a la vida y la identidad del matrimonio. (40).
+ Los cambios culturales han modificado los roles tradicionales de varones y mujeres (49).
+ (Hay que) estudiar las causas de las crisis familiares para afrontarlas en todos sus factores (437 h)

Luces:
+ La familia cristiana está fundada en el sacramento del matrimonio entre un varón y una mujer, signo del amor de Dios por la humanidad y de la entrega de Cristo por su esposa, la Iglesia. (453)
+ La familia es patrimonio de la humanidad, constituye uno de los tesoros más importantes de los pueblos latinoamericanos y caribeños. Ella ha sido y es escuela de la fe, palestra de valores humanos y cívicos, hogar en que la vida humana nace y se acoge generosa y responsablemente (…). La familia es insustituible para la serenidad personal y para la educación de sus hijos (114. 432).
+ La familia es la imagen de Dios que, en su  misterio más íntimo no es una soledad., sino una familia. En la comunión de amor de la Tres Personas divinas, nuestras familias tienen su origen, su modelo perfecto, su motivación más bella y su último destino (434)
+ Cristo optó por vivir en familia en medio de nosotros (115).
+ Dios ama nuestras familias, a pesar de nuestras heridas y divisiones.  La oración en familia ayuda a superar los problemas…Muchos vacíos del hogar pueden ser atenuados por servicios que presta la comunidad eclesial, familia de familias. (119),

3.- Pistas pastorales
En la familia es donde se transmiten los rudimentos de la fe[2]
+ Una dimensión constitutiva del acontecimiento cristiano es la pertenencia a una comunidad concreta (156).
+ Dentro del territorio parroquial, la familia cristiana es la primera y más básica comunidad eclesial. En ella se transmiten los valores fundamentales de la vida cristiana.
  • La familia es importante en la reiniciación cristiana (286. 302)
  • Los padres son los primeros transmisores de la fe a sus hijos, enseñándoles, a través de la palabra y el ejemplo, a ser discípulos-misioneros (…) y así una familia se hace evangelizadora de muchas otras familias y del ambiente en que ella vive (204). Los padres son los primeros catequistas de sus hijos. La Pastoral Familiar debe impulsarse este trabajo (302)
  • La formación de los hijos como discípulos se opera en las experiencias de la vida diaria en la familia misma. La catequesis familiar es una forma eficiente (303).
  • Debe asumirse como uno de los ejes transversales de toda la acción evangelizadora de la Iglesia (435),
4.- Otros tipos de familias
+ La crisis por la que atraviesa la familia hoy día, produce profundas carencias afectivas y conflictos emocionales.
+ Acompañar con cuidado, prudencia y amor compasivo, siguiendo las orientaciones del Magisterio (FC 84. SC 29), a las parejas que viven en situación irregular, teniendo presente que a los divorciados y vueltos a casar no les es permitido comulgar (…). Urge impulsar con un trabajo interdisciplinario de teología y ciencias humanas, acciones eclesiales, que ilumine la pastoral y la preparación de agentes especializados para el acompañamiento de estos hermanos (437 j).
+ Organizar un acompañamiento a niñas y adolescentes embarazadas,’ madres solteras’, a los hogares incompletos (437 m).
+ Es necesario superar una mentalidad machista /453)

5.- Posibles acciones pastorales a nivel parroquia:
+ Pastoral Familiar: Para parejas de esposos que buscan la santidad en su familia.
+ Grupos de papás y/o mamás-catequistas: todo tipo de familias (madres solteras, papás y mamás separados y divorciados, abuelas o tías o vecinas encargadas de nietos, sobrinos e hijos de vecinos respectivamente, hermanas que hacen las veces de mamás…)
+ Clubs de la pareja: esposos(as) en proceso de ruptura o que ya viven separados, pero que aún no se divorcian.
+ ‘Mamás sustitutas’: mujeres con espíritu maternal que se dedican a evangelizar a adolescentes y jóvenes del vecindario que carecen de un hogar, sea porque no tienen papá, y  la mamá  trabaja de noche, o es de conciencia demasiado laxa, que permite a sus hijos y amigos que en su vivienda consuman bebidas alcohólicas, se droguen o se reúnan para planear fechorías.

2.- La familia y la transmisión del sentido religioso, ‘los rudimentos de la fe’:
Los papás (las mamás) son quienes, regularmente,  pasan los primeros ‘rudimentos de la fe’, sin explicárselos, a sus hijos(as):
-          símbolos: cruz, Guadalupe, sangre, veladoras, altarcito, santo favorito, imagencitas, agua bendita, nacimiento, posadas, rosario por los difuntos, aceites, 12 veladoras, ‘reyes’, flores, peregrinación a santuarios, Sn Judas, santa muerte, palma…
-          ritos: persignarse en la mañana, hacer rodillas, altarcito familiar, mandas, bendición de los objetos anteriores, bautizar, hacer primera comunión, XV años, tres años, graduación de kinder o sexto año, frotaciones en el cuerpo, ‘mañanitas a la virgen, rito del levantacruz, ofrecimiento de flores, cargar estampas, regarse de agua, sobarse la imagen o la vela, cantar, bailar, ir a la pasión de Iztapalapa, poner defensas…
-          mitos religiosos: Adán y Eva, la víbora, la desnudez, el demonio con cuernos, Dios castigador, chapucero, juez cruel, banco, cambalachero, ángel de la guarda, Dios está en todas partes, ‘ya la pagarás con Dios’, Dios te va a condenar… 
-          palabras u objetos cristianos: Padre Nuestro, Ave María, Por la señal…, los 10 mandamientos de Dios.
La mayor parte de las operaciones e  influencias religiosas son inconscientes.

 Se trata pues de que la parroquia se una a los papás

a) Esto lleva a hacer un cambio de interlocutor (destinatario) de la catequesis
-          que sea dirigida a los papás y/o mamás;
-          que no se pregunte ni se toque el tema ‘tipo de familia’ al que pertenece; 
-          que el papá/mamá reciba contenidos de fe adulta
-          que el papá/mamá reciba material de la fe-adulta, para transmitirla, en su vivienda, en forma adaptada a la edad de su hijo.

b) Esto lleva a un cambio de temática: se trata de continuar los rudimentos de fe que el papá/mamá ya ha transmitido a su hijo, para esto:
- Partir de lo que se practica en familia: partir de los símbolos y ritos que las familias del rumbo más acostumbran.
- Iluminar, aclarar, qué significa dicho símbolo en el cristianismo y a qué compromete
- Para esto, ofrecer pequeños textos de la Biblia, del Magisterio y de la Tradición, según el caso.
- La única oportunidad que los papás ofrecen para hacer esta reiniciación, es cuando recurren a la parroquia ‘para que su hijo haga la primera comunión’. Es cuando la parroquia exige a los papás asistir a una reunión semanal con un catequista, en un domicilio cercano a su vivienda.
- Celebrar algunos de estos ritos, por ejemplo: al entrega de la Biblia, del Cirio Pascual; el rito del perdón familiar.



[1] GS 48.
[2] Al parecer, el Papa Benedicto XVI aplica a las familias cristianas este valor, cuando afirma que “Las familias cristianas constituyen una fuente decisiva para la educación de la fe” (Discurso al congreso eclesial de la diócesis de Roma, San Juan de Letrán, 6 de junio de 2005).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un cuento para reflexionar: Carmen y el servicio a los demás

Es preciso ir más allá: es preciso servir
Por Daniel Alejandro Valera Gómez Seminarista de 3er semestre de filosofia 
Carmen, toda su vida había pensado en sí misma como una persona buena. De hecho conocía a poca gente tan buena como ella. Nunca rompió ninguna regla en la escuela. Nunca golpeó ni lastimó a nadie en la escuela, ni provocó chismes. Sus calificaciones siempre eran aceptables y en general cumplía con todos sus deberes. No se metía con la ley, ni andaba en lugares inseguros. En pocas palabras, era consciente del papel que le tocó jugar en su mundo y era bastante fiel a él. ¿Se le podría exigirle más que eso?
Sin embargo, un día sucedió algo que no estaba previsto dentro de su plan. Paseando por el parque de la ciudad, se vio impactada por el enorme tamaño del roble al lado del lago. Se quedó allí, admirando lo bello que era, a pesar de tener muchas cosas que hacer. De inmediato le dieron ganas de ser como el roble: importante, imponente, impresionante y el más alto de todos. P…

El Director Espiritual dentro de la Formación Sacerdotal en el Seminario

El Director Espiritual dentro de la Formación Sacerdotal en el Seminario
Pbro. Angel de Jesús Godoy Juárez
ElDirector Espiritual es una figura importante dentro de la formación sacerdotal, los documentos de la Iglesia lo consideran en como parte esencial de la comunidad educativa y además como miembro del Equipo Formador.[1]El sacerdote que cumpla esta misión debe contar con estas cualidades: «Santidad de vida y competencia doctrinal, humildad, caridad, prudencia, discreción, paciencia, intensa vida espiritual, experiencia pastoral y pedagógica»[2].
El Director Espiritual viviendo en el Seminario se coloca en primera línea,al interno de la comunidad formativa, para ayudar a los formandos aluchar contra el espíritu de aislamiento, de indiferencia, de pasividad y de autosuficiencia. Ayuda al formando a clarificaruna constante tensión entre los dos polos fundamentales de la vida: la soledad y la comunión.[3]
Como parte del Equipo formativo, el Director Espiritual acompaña a los seminaristas …